nomasexcusas.png

Deja de dar excusas y comienza a asumir la responsabilidad de tu vida. Todos lo hacemos – yo también. Es muy fácil tener sueños, pero tenemos razones (excusas) por las qué no podemos perseguirlos en este momento. Tal vez algún día – cuando tengamos más tiempo.   En el blog ¿qué Significa el éxito para ti?, hicimos un ejercicio para identificar nuestros sueños. Evaluamos nuestras vidas para determinar qué significa el éxito para nosotros. Una vez que sepas lo que quieres en tu vida, entonces deberías evaluar tu vida. Solo tenemos una vida para vivir, así que no importa cuáles sean nuestras excusas, ahora es el momento de perseguir nuestros sueños.

El siguiente paso es descubrir por qué no estamos siguiendo esos sueños. ¿Cuáles son los obstáculos en nuestras vidas que no nos permiten alcanzar esos sueños? Todos los obstáculos, también conocidos como excusas, se pueden superar. Para poder superarlos, necesitamos identificarlos. Suena fácil, ¿verdad?

Permítanme compartir un poco sobre mí y cómo mis excusas se convirtieron en años de retrasar mi sueño. Mis excusas más usuales eran:

  1. No tengo tiempo en este momento.

Durante los últimos años, cuando gente me preguntaba por qué no tenía tiempo, siempre tenía alguna razón u otra. Normalmente tenía que ver con mi trabajo. En el vuelo de regreso a casa de mi luna de miel (fuimos a Vietnam, así que fue un vuelo largo), iba sentada con mi nuevo esposo, hablando sobre nuestro futuro. Le confié que siempre soñé en tener mi propia empresa. Para ese entonces, ya llevaba más de una década trabajando en el mundo corporativo. Durante el vuelo, hicimos planes sobre cómo podría ir tras ese sueño. Luego, cuando regresamos a casa, volvimos a la rutina diaria de la vida. Apenas 3 meses después de casarme, acepte un ascenso para mudarme a Suecia.  Una gran oportunidad, sin duda, pero fue una decisión que retrasaría mi sueño de tener mi propia empresa. Pasamos cuatro años maravillosos en Suecia y volvimos a casa con una niña de año y medio y una segunda en el camino. Entonces decidí que quería tener más tiempo para estar con mi familia y cumplir mi sueño de ser dueña de mi propio negocio. ¡Así que renuncié a mi trabajo! Espantoso, ¿verdad? Esa decisión, aunque fue muy acertada, abrió la puerta a mi próxima gran excusa que me hizo perder más años antes de comenzar mi negocio.

  1. No tengo el dinero suficiente para seguir mis sueños.

Cuando dejé mi trabajo ya estaba preocupada por el dinero. Mi esposo tenía un buen trabajo, pero estaba preocupada ya que llevaba siete meses y medio de embarazo con nuestra segunda hija. Entonces solicité y conseguí un trabajo como profesora en la universidad de Pheonix online. ¡Estaba súper emocionada! Ahora podría trabajar desde casa mientras pasaba tiempo con mis hijas. ¿Suena razonable? Por supuesto que no, en lugar de usar el tiempo libre que me dio el dejar mi trabajo, había llenado mi tiempo con otra excusa.

¿Ves el problema? Tenemos sueños, pero nos damos excusas razonables, que nos impiden avanzar. Entonces, ¿cómo finalmente comenzamos a superar las excusas? El primer paso es identificar nuestras excusas y luego averiguar cómo eliminarlas. ¿Piensas que tus excusas son demasiado grandes para superarlas?  No te preocupes, en las próximas semanas te daré algunas herramientas que te ayudarán a superar las excusas más comunes que dan las mujeres que les impiden seguir sus sueños. Pero, tú tienes que tomar el primer paso. Primero, debes identificar tus excusas.  ¡Y no te preocupes, he proporcionado una herramienta para ayudarte a comenzar!

¿Estás listas?  Únete a nosotras y recibe gratis esta herramienta – No Más Excusas – Toma el Control de Tu Vida –  te lo regalamos para ayudarte en tu camino al triunfo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.