ProcesosSM

¿Como dueña de tu negocio tienes objetivos, estrategias, procesos y presupuestos? ¿Crees que porque es una empresa pequeña, o esta en un nicho especializado, o es un negocio de servicios, no es necesario tener estas disciplinas en tu negocio? No puedo decirte cuántas veces dueños de negocios me han dicho que estas disciplinas son para empresas grandes, pero no para ellos. Que su negocio es particular y que nadie más puede hacer lo que ellos hacen.

¿Pues adivina qué? Los objetivos, las estrategias, los procesos y los presupuestos son fundamentales en todas las empresas.

Cada año, las empresas grandes ponen un gran esfuerzo y tiempo en crear metas, estrategias, procesos y presupuestos detallados. Luego: tienen un proceso mensual para revisar estos presupuestos, estrategias y objetivos. ¿Cómo sé esto? Los años y años que pase en el mundo corporativo me enseñaron no sólo la importancia de estos aspectos de los negocios, sino también cómo crearlos. ¿Y adivina qué?

¡Funciona!

Si no tienes procesos, objetivos, estrategias y un presupuesto, detén lo que estás haciendo y créalos.

Si los tienes, ¿los revisas mensualmente?

Empecemos.

¿Has definido claramente tus objetivos de negocio? Por ejemplo, uno de mis primeros objetivos fue tener 1000 seguidores en Facebook. Parecía un objetivo ENORME, ya que en ese momento ni siquiera tenía una página de negocios de Facebook.

Entonces, ¿cuál fue mi siguiente paso? Tuve que definir una estrategiapara alcanzar mi meta. Investigué y me di cuenta que para aumentar mi alcance en Facebook necesitaría publicar algo entre 3 y 5 veces al día. No sólo necesitaría publicar algo escrito sino que también necesitaría publicar fotos y videos, y tendría que ser durante el día y la noche. Bien, ahora tenía mi estrategia para alcanzar mi meta de 1000 seguidores en Facebook: publicar fotos y videos de 3 a 5 veces al día en un horario esparcido.

Entonces, ¿cómo podría hacer esto? Comencé a producir publicaciones cada día y publicarlas en momentos aleatorios. Pero adivina qué, perdí mucho tiempo y no siempre conseguía publicar todo lo que quería en ciertos días. Así que volví a lo básico. Miré mi proceso o falta de proceso.

¿Cómo se configura un proceso? En realidad, es más fácil de lo que piensas. Primero, elige una tarea en tu negocio. Luego escribe exactamente lo que haces para lograr esta tarea. Este es tu proceso actual. Lo bueno es que, una vez que hayas definido tu proceso, puedes evaluarlo para mejorarlo y hacerlo más eficiente. En mi ejemplo, mi proceso era tratar de crear publicaciones cada mañana y luego recordar publicarlas a lo largo del día. Obviamente no era el proceso más eficiente, ya que tomaba mucho tiempo y no siempre funcionaba.

Así que me senté y trabajé en mi proceso. Descubrí que, si designaba tres veces al mes para crear las publicaciones, podía entrar en una mentalidad creativa y era capaz de producirlas por lotes. Al principio lo intenté una vez al mes, pero descubrí que me agotaba y que las publicaciones que estaba creando al final del día no eran mi mejor trabajo. No tengas miedo de probar un proceso y luego arreglarlo hasta que funcione para ti. Como una vez al mes no me funciono, designé otras dos veces al mes para crear mis publicaciones. Después designé otro día para subirlas a Facebook y otro para programarlas.  Fue unproceso bastante simple y me ayudó a implementar mi estrategia y, por lo tanto alcanzar mi meta.

Veamos la próxima disciplina – presupuesto. Es importante establecer un presupuesto general y luego decidir cuánto puedes designar a cada meta. Por ejemplo, encontré un software que redujo considerablemente el tiempo que necesitaba para crear cada publicación. Así que tuve que tomar la decisión, ¿usar mi presupuesto en el software o en los anuncios de Facebook?

Al definir mi presupuesto, pude utilizarlo para mejorar mi proceso para implementar mi estrategia y alcanzar mi meta.

A medida que estamos llegando al final de 2018, es importante definir nuestros objetivos, estrategias, procesos y presupuestos para el año que viene, que son críticos en cada negocio.

Al revisar este año, observa qué está funcionando y qué no. Pregúntate a ti misma las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo ha ido este año hasta ahora?
  • ¿Cuales son tus resultados, son tremendos o medios?
  • ¿Qué está funcionando y qué no?
  • ¿Dónde podrías usar un poco de ayuda?
  • ¿Qué éxitos puedes aprovechar?
  • ¿Qué puedes aprender de los fracasos?

Ahora es el momento de comenzar a ver qué ajustes necesitas hacer para continuar con tus éxitos o reducir tus pérdidas. Ahora también es el momento de revisar tu plan de acción. ¿Dónde necesitas intensificar tu acción y dónde debes recortar? ¿No tienes un plan de acción? Ahora sería un buen momento para crear uno.

¿Estás listas?  Únete a nosotras y recibe esta herramienta gratis para ayudarte en tu camino al triunfoPlanificación del Proyecto. 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.